Naturaleza única

 

     Sólo obedeciéndola se doblega a la naturaleza.

                                                                           Sir. Francis Bacon.

 

Uno mismo es más que la suma de sus partes. Es más que su nombre o sus apellidos, más que los estudios u oficios que respaldan sus conocimientos, más que su papel social o su rol dentro de la vida de los demás… cada uno de nosotros es mucho más que la suma de todo lo que dice ser y con lo que suele describirse. Uno es la persona que ha elegido ser a  través de sus acciones, sus creencias, sus valores, sus pensamientos, sus emociones y sus sentimientos.

Uno es lo que resuelve y cómo lo resuelve, lo que ama y cómo lo ama, lo que le apasiona y cómo le apasiona… uno es lo que es… nunca lo que tiene… uno no es lo que la vida le ha dado o le da, sino lo que hace con eso y en quién decide convertirse en cada elección.

Pero no siempre se está dispuesto a dejar a un lado lo que se tiene y a mirarse uno así mismo como la persona que es, con sus virtudes, sus áreas de oportunidad, sus cicatrices, sus sueños, sus deseos, sus silencios y sus elocuencias.

A veces en la vida hace falta despojarse de todo para entender quiénes somos y por qué somos así y si eso que vemos nos hace o no felices, porque nada ni nadie podrá hacer de usted lo que no haya decidido ser.

Lo que nos hace realmente únicos es lo que existe en esa persona despojada de todo. Los expertos en el tema de humanidades hablan de la esencia, del carácter y del temperamento… lo cierto es que, sin rebatir su opinión, considero que les falta determinar qué amalgama a esos tres elementos, y sin lugar a dudas, desde mi punto de vista, es la naturaleza de cada uno… no la naturaleza humana a la que todas las personas pertenecemos, sino a la naturaleza que cada uno elige libremente para sí mismo.

La naturaleza se describe como lo que es y está conforme a la cualidad o propiedad de la cosa, dicho de una persona se trata de lo espontáneo y no afectado. La definición es por demás acertada como elemento unificador de lo que somos y aspiramos a ser, ya que la naturaleza se trata de lo que somos en esencia, con nuestro temperamento con nuestro carácter y, sobre todo, con lo que nos hace ser y sentirnos seres espontáneos —es decir, libres de toda atadura y límite— y más importante aún: seres no afectados… no afectados por el entorno, por las ideas, creencias u opiniones, no afectados por nuestro pasado, por lo vivido, lo fracasado o lo ganado… es decir, seres sin pendientes, sin dudas poco razonables, sin complejos, sin envidias, sin comparaciones…ni complicaciones.

Por eso la naturaleza personal es la naturaleza que cada uno elige para sí mismo, es realmente hacer de uno lo que siempre ha soñado y vivir conforme a ese principio de autenticidad… y eso va mucho más allá de la naturaleza humana… y sus instintos.

Por eso hoy le invito a estudiarse a sí mismo, y a diseñar su propia naturaleza, esa de la que se sienta orgulloso, esa que le haga sentirse pleno, libre, feliz y, por supuesto, capaz para hacer de su vida la mejor de todas las que se había proyectado hasta el momento.

Obedezca al ser que es a través del respeto, pero dobléguelo en sus debilidades, haciéndolo cada día más fuerte, más sensible… más libre. Créame… lo que haya pasado ya pasó, déjelo ir, lo que está viviendo siempre puede cambiarlo o mirarlo desde otra perspectiva, elija la mejor y la más inteligente para su futuro… y su futuro asegúrese de que siempre sea un espacio que le permita vivir su propia y voluntaria evolución. Como siempre, usted elige.

¡Felices esencias, felices naturalezas!

 

Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Send to NewsML Feed: 
0

Source: Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: