Luis Linares Zapata: Intromisión en escalas

De pronto, los poderosos vecinos del norte se sintieron molestos por la presencia ruso-china en su patio trasero. Enviaron, en viaje plenipotenciario, a su hombre más conspicuo para alertar a pupilos y rejegos de inminentes peligros. Para acercarse más a las reales intenciones del funcionario, en su hegemónico cometido, se tiene que afinar el foco y posarlo sobre Venezuela. La primera escala fue México. Aquí se sintió, por los alegatos planteados, como en casa. Los oídos del priísmo tecnocrático los tienen por completo atentos a sus preocupaciones. Ningún reparo interno ha enturbiado el propósito a conseguir: trasladarle a los mexicanos los tenebrosos hallazgos de sus aparatos de inteligencia. Tengan sumo cuidado que por ahí merodean “los rusos”, alertó. Como de pasada también solicitó ayuda para cercar Venezuela y obligar a su gobierno para que vuelva al abandonado carril democrático.
Source: Opinion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: