El presidente fake news

Hay campañas que se recuerdan por las mapacherías en las votaciones. Hay campañas que se recuerdan por los spots. O por el dinero incontenible que se gastó. Las hay que quedaron marcadas por la guerra sucia. Cada campaña tiene una gama de irregularidades, pero una en particular es la que termina siendo la marca, el sello, lo que más pesó, la novedad.

Estoy seguro que la elección de 2018 estará marcada por las fake news, las noticias falsas que circulan y circularán con más ahínco a través de internet y que se han vuelto factor decisivo, factor de manipulación, en la democracia de otros países. En México desde hace tiempo circulan las noticias falsas.

Más de un candidato y político siguen viviendo de difundir supuestas verdades de las que no tienen ninguna prueba. Y el público cae. Una y otra vez. Pero esto de las fake news, término que ha popularizado el presidente estadounidense Donald Trump, reere a una oleada de mentiras que llegan al elector a través de sus redes sociales buscando incidir en su decisión de voto.

Cuando llegaron las redes sociales prometieron que traerían consigo la libertad plena, que serían la puntilla de muerte a los manipuladores medios de comunicación tradicionales. ¡Tiemblen los periódicos, la tele, la radio!

 

A %d blogueros les gusta esto: